Artesanía SYMBIÓTICA

Naipes de papel de etiqueta, cartulina y acabado con látex.

Aquí podeis ver el resultado de muchos (pero que muchos) intentos de conseguir unos naipes que resulten cómodos y a la vez con un tacto similar a los naipes normales, ¡y la verdad es que me he quedado muy contento con el resultado!

Naipes de papel de diferentes gramajes
Naipes de papel de diferentes gramajes

Cuando empecé con todo esto de crear mis própios prototipos de juegos pensé que hacer juegos de tablero sería más sencillo que embarcarme en hacer barajas de cartas…. y al final ha resultado lo contrario.

Ahora mismo si volviera al proyecto del TZOLKIN ya no esperaría a tener ejemplares de imprenta para poder tenerlo en mis manos, ya me veo capaz (con una impresora, papel adhesivo, papel de distintos gramajes para darle cuerpo y un poco de latex para el acabado) de hacer casi cualquier tamaño de naipe y cualquier número de modelos diferentes, con reversos personalizados a cada naipe.

Claro está que el hacer las plantillas para luego colocar las imágenes lleva un trabajo previo, pero una vez lo tienes te sirve para cualquier naipe (de cualquier juego) que uses con el mismo tamaño.

En este proceso he acabado haciendo plantillas para cartas de 2 tamaños, ya que las primeras que hice resultaban un poco pequeñas, y aunque me ahorraba de imprimir un folio, luego a la hora de los cortes salían un montón de retales que no se aprovechaban y se acababa tirando mucho papel. Al final hice plantillas para cartas más grandes en las que (aunque hay que imprimir un par de folios más) se aprovecha el folio al máximo y también el proceso de corte es más efectivo.

La caja de las cartas las he hecho con el mismo método que los naipes, solo que con un par de manos más de latex para que aguante más el roce.

 

Cajas de madera con bisagra de tela y cierre de elástico

Cajas de madera y una de carton
Dos cajas de madera con etiquetas pegadas con latex
Caja de madera abierta
Caja de madera abierta

Aquí podeis ver unas cajas de madera que hice a modo de experimento para ver cómo de rápido podría hacer cajitas para juegos de cartas, y bueno, haciendo una serie de 20 cajas me salía a 36 minutos por cada caja, que no está mal.

Lo que más me motiva al hacer cajas de madera es precisamente aprovechar esos pequeños retales de chapa que me da pena tirar y a los que veo tantas posibilidades, y que al final por falta de tiempo me van llenando todos los espacios disponibles en el taller….

Las etiquetas son papel normal impreso y pegado con látex diluido a la caja, y luego con el mismo látex le añadía una capa externa a todo, a modo de barniz/acabado. Aunque el látex no aguanta tanto como el barniz sí que es más barato y sobre todo mucho menos tóxico para manejar y respirar, ¡ya que apenas huele!. Y cuando trabajas dentro de casa esos detalles son importantes.

La bisagra de la tapa es un simple trozo de tela encolado, y el cierre una pequeña goma elástica que puedes encontrar en cualquier mercería en casi cualquier color.

Anuncios